miércoles, 14 de septiembre de 2016

Con un par de huevos


Supongo que la expresión tan al uso («con un par») no vendrá de la película de los hermanos Marx Una noche en la ópera, en uno de aquellos diálogos descacharrantemente geniales que solían protagonizar. En una ocasión Felipe González la usó, citando su procedencia, para significar que «todos queremos más». Recordemos: Chico completaba cada pedido con un par de huevos duros, y Harpo, con la bocina, añadía un tercero, mientras que era Groucho, en el camarote de al lado, quien se encargaba de trasmitírselo todo al camarero. Al final, tras una larga serie de bocinazos, le comunica «No sé si es que hay niebla o si tiene que traer media docena más».
Pues así funciona el nacionalismo: «Y también dos huevos duros».