domingo, 24 de junio de 2018

Cerre Cerre Siete


viernes, 23 de marzo de 2018

Tururull



La autoría intelectual de los personajes, ya se sabe dónde radica: en Bélgica.

martes, 20 de marzo de 2018

Inoportuno oportunismo y otras películas



El oportunismo, a los políticos (como a los soldados, el valor) se les supone. No les ocurre lo que a Chaplin en Tiempos Modernos, que se ven liderando una manifestación sin pretenderlo; su presencia en cualquier movilización jamás obedece a la casualidad.
La comparecencia de Monedero en Lavapiés se puede explicar en ese orden de cosas, y el afán de capitalizar la protesta de los manteros en beneficio propio está justificado, o al menos obedece a esa lógica. Sin embargo, contemplar cómo reprochaba al PP su electoralismo y le acusaba de manipular los sentimientos de dolor por la muerte de Gabriel, en el debate sobre la Prisión Permanente Revisable, y, apenas 24 horas después, aparece doliéndose del fallecimiento del senegalés, resulta estomagante. ¿Cómo no se da cuenta y se apresta a borrar un tuit que sigue apareciendo en su perfil?


Todo el mundo lamenta esas desgracias y hay evidencias de obscenidad en el uso partidista que se hace de las mismas, pero resulta complicado medir la magnitud con que cada cual ha hecho exhibición de sinvergozonería: Ruth Ortiz considera indignante que el PP se aproveche de las víctimas y Blanca Estrella Ruiz, presidenta de la Asociación Clara Campoamor, pidió disculpas por la actuación del PSOE en la tribuna de las Cortes, a la vez que el padre de Diana Quer apelaba a los partidos de izquierda por la postura adoptada. Tampoco está claro cuál es la versión de lo ocurrido con Mame Mbaye que más se ajusta a la realidad. El Twitter de la Policía Municipal se silenció nada más producirse el incidente. Podemos, en Madrid, en la persona de Javier Barbero, concejal de Seguridad, Salud y Emergencias,  parece haber recibido un poco de su propia medicina.
Al margen de los políticos, de sus actuaciones y posicionamientos, después de ver Tres anuncios en las afueras, no me queda claro que las víctimas (sobre todo, las que siguen vivas: ellas o sus familias) no merezcan algún tipo de reparación. Incluso se les niega el derecho a exigir que caiga todo el peso de la ley sobre los culpables y a pedir que el peso se incremente cuanto sea posible. La verdad es que tampoco lo tenía claro antes. Lo que sí le deja a uno atónito es la forma repugnante en que ciertos individuos irrumpen en el debate: Luis García Montero, poeta, profesor universitario y excandidato de Izquierda Unida, ha manifestado que «todos somos Ana Julia Quezada». Lo serás tú.
Otra película que he visto recientemente, The Square, aparte de poner en solfa las pajas mentales y el endiosamiento de algunos artistas de vanguardia, la superchería tiránica de la crítica especializada, el seguidismo borreguil y políticamente correcto que hace (hacemos) el público, le da una zurra inmisericorde al empalagoso y falso sentimiento de solidaridad de muchos intelectuales con los colectivos desfavorecidos, a la artificiosidad cursi de sus poses buenistas, al impostado e hipersensible compromiso de la gauche divine. ¡Ah el buenismo! Y no viene de Gustavo Bueno, quien, a contracorriente del pensamiento único, ya explicaba alguna de los mecanismos que lo rigen en su obra Zapatero y el pensamiento Alicia: un presidente en el país de las maravillas. Bueno catalogaba a la izquierda en «definida», con un proyecto para el Estado, para transformarlo o destruirlo, e «indefinida», la que carece de un proyecto de Estado y se acoge a argumentos éticos. Hay veces en que esa supremacía moral de la que presume la izquierda, la definida o la indefinida, no hay modo de ver en qué se materializa. Pero ahí, creo yo, está la respuesta a la cuestión de cómo es posible que los partidos de izquierda se posicionen en contra de su propio electorado. El periodista Santiago González lo atribuye al legado Zapatero: el odio al adversario es más fuerte que la lealtad a su público. La oposición unida, dice S.G., es como el FPJ en La vida de Brian: el requisito de admisión es odiar de verdad a los romanos, el PP, más de lo que quieren a los suyos. La progresía, elitista y socialmente comprometida, estirada y enrollada a un tiempo, que quiere soplar y sorber a la vez, se encuadra en la izquierda indefinida de la que hablaba el filósofo riojano. El discernir cuál es el argumento ético que en ocasiones le guía, es harina de otro costal.

martes, 13 de marzo de 2018

A ver si hay huevos


Muchas izquierdistas, más que los izquierdistos, se han hecho bestialmente animalistas. Lo he visto en mi entorno más próximo: han abandonado la lucha de clases por la rebelión en la granja. Pero no la de Orwell.
La última ha sido la de pretender mayor comodidad a las gallinitas, unas condiciones más humanas, que no están bien atendidas. Yo no digo que no, pero así, a ver quién tiene huevos.

viernes, 9 de marzo de 2018

No sé si se explica


«En la lucha por la igualdad, ya nada será igual» soltó a la alcachofa a pie de manifa. ¿Pronosticaba Pedro Sánchez un  fracaso de la lucha? Ignoro si lo tenía pensado o le salió ese (al menos, en apariencia) contrasentido así, sin querer. No estuvo muy acertado, pero no fue él solo, tampoco otros, al día siguiente, anduvieron muy finos: «Ayer hablaron nuestras madres, nuestras hermanas, nuestras parejas, y hay que escucharlas». Pues lo que venían a decir, por cierto, es que no son nuestras ni de nadie. Vaya por Dios, qué poco ha tardado en diluirse el mensaje del 8M, parece que en apenas 24 horas, todo ha quedado en gesto épico y puramente simbólico.



Eso lo explicaba Alberto Garzón en tuit–regañina a Rivera. El problema de estas puyas es que, a menudo, se vuelven contra sus autores: nadie puede estar siempre vigilante, cogiéndosela todo el día con papel de fumar, y es fácil que se escape alguna incorrección política que otra.

viernes, 16 de febrero de 2018

Y estos, todo lo contrario


¿Acaso ahora al procés le ha dado por defender la integración y la solidaridad interracial, intercultural e interterritorial? Nada de eso, no hay más que leer el cartel.

viernes, 9 de febrero de 2018

Sin palabros


Dice Irene Montero en su twitter que es Portavoz de Unidas (ahí sí, aunque no sé si incluye, por ejemplo, a Pablo) Podemos-EcP-EM en el Congreso.
Irene ha decidido ponerse el DRAE por montera.

jueves, 7 de diciembre de 2017

Tocata y fuga


Se podría hacer un ranking de huidos de la Justicia en la democracia.

domingo, 3 de diciembre de 2017

La Inquisición sigue actuando


Es verdad que ha incurrido en un error, lo que quiso decir cuando el Supremo citó a los consellers presos es que le recordaba a la declaración que se vio obligado a realizar Galileo Galilei en el sentido de que el sol daba vueltas en torno a la Tierra, cuando, en realidad, como es bien sabido, gira alrededor de Catalunya. Que un fallo lo tiene cualquiera.

Los exblaugranas se copian el lazo


Maradona se ha fijado en el lazo que venía luciendo Guardiola y, aunque recuerde un poco a la canarinya, ha decidido ponerse uno igual. De todas formas, como lo veía un poco extravagante en el bolsillo de la chaqueta, él se lo ha colocado en su lugar natural.

viernes, 1 de diciembre de 2017

El Octavo, D. Oriol, el Octavo


ERC, el mismo partido al que pertenece la concejala de los diez dedos rotos, uno a uno, el que ahora dice, por boca de Marta Rovira, que la vía unilateral es un invento del Estado (que es quien lo ha «patentado», asegura) y que, por esa misma boquita de piñón, afirmó que los heridos del 1-O eran más de mil (en el Pleno famoso del 27 de octubre), en un inexplicado incremento del 25%, ahora no se fía de la Administración Electoral y va a poner apoderados en las mesas. Vamos a ver, las candidaturas nombran, en todas las Mesas, dos interventores que forman parte de las mismas y vigilan el ejercicio del voto y su escrutinio, y apoderados que pueden desplazarse a su gusto por los colegios electorales (artículos 75.10 y 76 y siguientes de la LOREG). Además. participan en la designación de vocales en las Juntas Electorales. ¿A qué narices se han dedicado hasta ahora? Lo normal –si cumplen con su misión- es que recaben certificaciones de las propias Mesas y las trasladen a los órganos de sus partidos para que hagan un recuento paralelo al de la Administración Electoral. Como el resultado suele coincidir (las Mesas las componen ciudadanos elegidos por sorteo), aquí paz y allá gloria; en otro caso, se abre la vía de las reclamaciones y del recurso contencioso, para dilucidar un quítame allá esas pajas de un voto que nos baila en una Mesa.
Quien miente de forma tan palmaria y grosera, para desacreditar preventivamente el proceso y la Administración Electoral, debería quedar desacreditado para los restos. Pero, claro, no es la primera vez y han visto que no tiene consecuencias: nadie les responde con claridad y los catalanes les siguen votando.
Por eso, a menos que estén jugando con la ignorancia de la gente sobre el funcionamiento del proceso, sorprende la noticia de El Mundo (el demonio y la carne). ¡Ay D. Oriol, usted tan católico, que detesta la violencia por imperativo de fe, y su partido cayendo constantemente en incumplimiento flagrante del Octavo! No dirás falsos testimonios ni mentirás.



Un sindios


Unidos Pueden ha pensado que el artículo 155 de la Constitución es inconstitucional (bueno, de hecho todo el Título VIII, y si me apuran, la Constitución entera) y va a solicitar al Tribunal Constitucional que lo declare inconstitucional. Luego ya, si eso, el Tribunal Constitucional que lo inconstitucionalice, buen Tribunal Constitucional será.

jueves, 16 de noviembre de 2017

Dispositivo Ultra Interino


Día 27 de octubre de 2017.
15:26. El Parlament aprueba la DUI.
16:10. El Senado autoriza la aplicación del 155. Poco después se reúne el Consejo de Ministros, destituye al Govern y convoca elecciones. La República Catalana dura 44 minutos.

viernes, 15 de septiembre de 2017

Eixe Parlament


Sería de risa si no fuera porque empieza a dar susto.
(Perdona querido Jerry).

martes, 12 de septiembre de 2017

El tamaño importa


Como ocurre con casi todas las manifestaciones, asistimos a un baile de cifras sobre los asistentes a la de ayer. Se ve que, en estas cosas, el tamaño sí que importa. Ahí aparece la papeleta que se usó en el referéndum del Anschluss celebrado el 10 de abril de 1938, conjuntamente con unas Elecciones al Reichstag de Alemania. «Estás de acuerdo con la reunificación de Austria con el Imperio Alemán efectuada el 13 de marzo de 1938 y votas en favor de la lista de nuestro Führer Adolf Hitler?» ¿Alguien dudaba del carácter democrático de los plebiscitos? ¡Vaya papeleta! El «sí», en medio, de mayor tamaño, eclipsa al «no», condenado a un rincón…
Los del procés abandonaron el planteamiento de que su plan era perfectamente legal, más incluso que la postura contraria, y han pasado a enarbolar la prevalencia de la supuesta voluntad popular sobre la ley misma. Ignorando los requisitos más elementales del Estado de Derecho, el sometimiento de los poderes públicos a la ley y a los tribunales de justicia, y yendo un paso más allá en su camino totalitario, Puigdemont, hace dos días, afirmó que ningún juez lo puede inhabilitar. Únicamente se sometería a las decisiones del Parlament, una institución que ha perdido las formas silenciando a la oposición, lo que provocó la airada protesta del portavoz de Catalunya Sí que es Pot, Joan Coscubiela. Pero nada de todo ello parece importar a una población abducida que acepta de manera acrítica los mensajes que les hacen llegar, sobre todo si revisten el simplismo de estos, reducidos al puro eslogan, a la consigna vociferable.
Mientras tanto, Ada Colau pasó de proclamar, el viernes, que, a la vista del informe del Secretario Municipal, no iba a ceder los locales, a decir, el sábado, que lo sometería a consulta de las bases, y el domingo que no los cedería pero que pondría los medios para que la gente pudiese votar.
¡Ay si de verdad importara el tamaño de la masa encefálica de esta cuadrilla!

lunes, 12 de junio de 2017

Piratas en el cine


Una entrada a casi diez euros ya es un pequeño atraco, un acto de piratería contra el espectador. Además, visto el precio al que se venden las palomitas y que no permiten traerlas de casa, supongo que llevarán también derechos de autor. No las consumo y aún más: si después de pagar esa entradota te toca aguantar el hedor a grasaza del compañero de asiento, el ruido de masticación crujiente y deglución ansiosa de la de al lado, que no para de comer de su paquete y del de su marido (uy, perdón) y de sorber de su pajita (uy, perdón otra vez), parece que te están troleando. Si encima tienes que soportar quince minutos de anuncios ya no sabes si es que se están quedando contigo. ¿Acaso en la tele de pago no se reduce la publicidad en la misma proporción que aumenta la cuota?
Se dice que el primer programa P2P fue el Napster y que su inventor, un joven fanático de Metallica, se dirigió al grupo de sus amores para que todo el mundo se beneficiase. La discográfica se fue a los tribunales y se fundió al chaval. Luego vino toda una colección de herramientas: Emule, Jdownloader, los Torrents, los portales de descargas (Megaupload, The Pirate Bay) y Dotcom se hizo de oro. Había una solución económica y efectiva contra los screeners que, por lo que se ve, a nadie le dio la gana poner en marcha: unos láseres cruzando la pantalla y jorobando la grabación. Es como si la industria tuviera interés en que llegaran copias ilegales al consumidor, y no me refiero solo a las que salían con el mensaje en subtítulos de su procedencia, para uso exclusivo de miembros de un jurado. Álex de la Iglesia, cuando fue elegido presidente de la Academia, pareció entender que no se podía poner puertas al campo y que era mejor buscar la convivencia y el entendimiento, pero sus compañeros no eran de la misma opinión y no duró en el cargo.
Ya sé que no es lo mismo, pero algo de eso hay en la polémica del festival de Cannes de este año y Netflix, o entre Uber y Cabify y el sector del taxi. Este mundo ha evolucionado y, como decía Amin Maalouf, las cosas no se pueden desinventar.

jueves, 8 de junio de 2017

A euro


Pues podían haber avisado, que igual pujábamos más de uno.

jueves, 12 de enero de 2017

Donald Dump


Decía John Carlin en El País, allá por el mes de febrero del año pasado, en un artículo titulado El Pato Donald para presidente, que «el problema no es Trump sino quienes creen que es la persona indicada para la presidencia». Se refería también al análisis satírico de P. J. O’Rourke (quien «por cierto, es muy de derechas», apostillaba Carlin), según el cual «sus compatriotas le están gastando una broma al resto del mundo. “Muchos republicanos dicen que dan su apoyo a un personaje de historieta… al Pato Donald”.» Y citaba, en términos casi premonitorios a Orson Wells: «La popularidad no debería ser la medida a la hora de elegir políticos. Si fuera así el Pato Donald estaría en el senado.»
Según la Wikipedia, «Donald [Duck] suele intentar ver las cosas con positivismo y alegría (aunque muchas veces acaba montando en cólera cuando se le tuercen las cosas). Uno de sus movimientos más característicos es su singular manera de saltar sobre uno de sus pies cuando se enfada, a la vez que grita de manera incoherente.»
El primer presidente antisistema ha adelantado a Pablo Iglesias, aunque sea por la derecha. ¿Cómo que eso no vale? La falta de respeto a las reglas es la primera norma de los antisistemas. Y le siguen el matonismo, las contradicciones permanentes, el desprecio por los políticos profesionales (la casta), la mentira, la manipulación, el populacherismo patán y zafio...



No tuvo relación con el tío Jesús Gilito, con quien coincidía en muchos aspectos: profesionales, de carácter, ideológicos, de educación..., pero si los hubieran presentado, rápidamente se habrían reconocido como de la familia.
La realidad vuelve a imitar a la ficción.

jueves, 10 de noviembre de 2016

Con qué vota la gente



No puede uno pretender que está en lo cierto y que los que se equivocan son los más de 59 millones de americanos que han votado a Trump, pero, ya se sabe, que la opinión es como el culo, El dicho, genuinamente americano, pronunciado por un votante de Donald, Clint Eastwood, viene a ser: «Las opiniones son como el agujero del culo, todos tenemos uno y creemos que el de los demás apesta.» En las antípodas políticas  de Clint está una compañera de profesión que se expresa como se lee, para explicar por qué no apoyaría a la candidata demócrata sino a la del Partido Verde, Jill Stein.
Y ahora, mi opinión: efectivamente no votó con la vagina sino con el culo.

miércoles, 14 de septiembre de 2016

Con un par de huevos


Supongo que la expresión tan al uso («con un par») no vendrá de la película de los hermanos Marx Una noche en la ópera, en uno de aquellos diálogos descacharrantemente geniales que solían protagonizar. En una ocasión Felipe González la usó, citando su procedencia, para significar que «todos queremos más». Recordemos: Chico completaba cada pedido con un par de huevos duros, y Harpo, con la bocina, añadía un tercero, mientras que era Groucho, en el camarote de al lado, quien se encargaba de trasmitírselo todo al camarero. Al final, tras una larga serie de bocinazos, le comunica «No sé si es que hay niebla o si tiene que traer media docena más».
Pues así funciona el nacionalismo: «Y también dos huevos duros».

Estaba cantado

Siiiuuuuu.
Así que ya nos lo imaginábamos.

martes, 19 de julio de 2016

Casa nostra

Esto va encajando: la república independiente de su casa, la casa del Rufián... un lugar, ya se sabe, divertido.

jueves, 2 de junio de 2016

Las tradiciones hay que mantenerlas


Preguntado el ministro Microsoft, Luis De GuÍndios, sobre la continuidad del Cholo Simeone, fue contundente: “Claro que se tiene que quedar. Lo que pasó el sábado agranda la leyenda del Atlético”.  Sí señor, así me gusta, que el Atlético agrande su leyenda de pupas, mientras el Madrid agranda la suya de ganador, de rey de Europa.
La mayor parte de los medios de comunicación, domados en la obediencia guardiolista, había venido haciendo, antes del partido, una campaña de apoyo a los colchoneros fomentando la rendición preventiva. Apenas finalizado –o mejor dicho, nada más fallar el mártir Juanfran su tiro-, exhortaba a la contrición, a celebrar con la boca pequeña y a hacer penitencia. Poco menos que había que pedir perdón por haber ganado la undécima y por frustrar el homenaje póstumo a Luis Aragonés: llevarle la copa a la tumba. Un auténtico chantaje emocional de los del Manzanares.
Con Luis de Carlos de presidente, empezó eso de tener que esconder el madridismo y fue Mendoza el que reivindicó el orgullo del sentimiento vikingo. Mourinho, crucificado por la prensa en nombre de la corrección política, acuñó la idea de que el primer mandamiento del señorío es defender a muerte los colores del equipo, en el campo y fuera de él.
Y de esa guisa, nos plantamos en el 24 de mayo de 2014. Tras el cabezazo de Ramos y los tres goles más que le siguieron, Simeone fue recibido en la sala de prensa por los periodistas con una ovación atronadora y unánime. ¿A cuento de qué?
En fin, que De GuÍndios ha dado en el blanco.

martes, 24 de mayo de 2016

De estelada


Vale que eso de prohibir las esteladas en la final de la Copa del Rey fue una torpeza inmensa pero sirvió para poner de manifiesto que de este lado se cumplen sin más historias las resoluciones judiciales (en cuanto a banderas, uso y enseñanza de la lengua, etc.) y de estelada no; que de este lado los jueces son los encargados de interpretar y de hacer cumplir la ley y de estelada no; que de este lado funcionan los mecanismos del Estado de Derecho y la separación de poderes y de estelada no; y así todo.

viernes, 11 de marzo de 2016

Bando tierno


No es un bando de Tierno, en su estilo refinado, de casticismo erudito y barroco, pero sí de una ternura candorosa y angelical, con un lenguaje más áspero y directo, con la habitual sencillez manchega.
Este Alcalde tiene bemoles. Empuja el meridiano de Greenwich un huso horario más allá, creando un vacío temporal, un limbo cronológico en su jurisdicción. En el pueblo no se pone el sol hasta que él lo diga, porque le sale de sus atributos. A grandes males, grandes remedios.
104 horas dándole al tambor: ¡vaya Tobarra!