lunes, 28 de octubre de 2013

Ojo al cristo, que es de barro


 

El Ayuntamiento de Barcelona “desaconsejó” en las banderolas promocionales del World Press Photo la imagen del torero Juan José Padilla. A lo mejor, el Consistorio quería evitar el mal fario de que le mirase un tuerto a los vecinos de la ciudad condal que contemplaran la efigie. O sería por aquello de no fiarse de ningún cojo, de ningún rojo y de ninguno al que le falte un ojo. Dicen que no es censura, no, pero no se puede cerrar los ojos a la evidencia: se parece mucho a lo de que “el que se mueva no sale en la foto”. El quietísimo, que fue movimiento filosófico en el misticismo de Miguel de Molinos, pasó a constituir una forma de concebir la tauromaquia, desde la suerte de don Tancredo a Manolete y José Tomás.
Pero mucho ojo con la fotografía alternativa –la escogida finalmente, la de la parte de abajo- porque se mantiene la idea inicial de tapar un ojo. ¿Un guiño burlón al consejo municipal?
Uno no deja de pensar en aquello que decía Henry Cartier-Bresson: “Fotografiar es colocar la cabeza, el ojo y el corazón en un mismo eje.” O, mejor todavía, en lo de Alfred Eisenstaedt: “Lo más importante no es la cámara, sino el ojo.”

jueves, 4 de julio de 2013

Como te digo una cosa te digo la otra


Parece un hombre a una consigna pegado. En la parte izquierda se le ve luciendo la amapola con que, cada 11 de noviembre, los británicos conmemoran el “Día del Recuerdo”, en memoria de los caídos en la I Guerra Mundial. 
Pa que te vayas con los soldaos.

viernes, 7 de junio de 2013

Predicar y dar trigo


Hace más de un año, el 23 de mayo de 2012, en una entrada que titulé “Estamos en bankiarrota”, decía (y me da igual que esté feo autocitarse) en referencia a las medidas económicas: “Dos situaciones diametralmente opuestas pueden producir un mismo resultado. Pasa como con la alergia. Según se acerca la primavera, todos los años oímos en los medios que va a tener una gran incidencia porque las dificultades respiratorias son mayores en un ambiente seco, o bien anuncian que la humedad hará que se incrementen los índices de polen. Si dos causas tan dispares pueden producir un efecto idéntico, deja de intervenir el principio de causalidad, al menos el inspirado en la lógica, y es el puro azar el que rige los acontecimientos.” Ayer oía en la radio que aunque había sido un año muy lluvioso, el riesgo de incendio este verano iba a ser alto porque se había generado mucho material combustible… En fin. 
No, si tiene su lógica, pero también tiene cojones. 
Volviendo a las medidas económicas: después de la noticia anterior, en el telediario de mediodía dijeron que el FMI asumía que había cometido errores, que sus recetas, basadas en la lucha a muerte contra el déficit, no habían dado el resultado apetecido y no se había conseguido reactivar la economía. A renglón seguido, daban (¡atención!) nuevos consejos a países como España para el futuro. Aquí tenemos un recetario muy gastado: “no vamos a volver al camino del gasto público desbocado que nos ha llevado a esta situación”, “las medidas de ajuste y la reforma del mercado laboral han dado de sí todo lo que podían y se han revelado totalmente ineficaces para crear empleo.” Todos tienen su parte de razón pero, por otro lado, seguir con el endeudamiento ad infinitum podría arruinar a varias generaciones. Con una y media ya está bien y hay que plantearse si no vale más perder que más perder. Además, los de fuera las gastan como los del terreno. Ahí está el amigo Jean Claude Trichet, el expresidente del BCE, con un sueldo y una indemnización por cese multimillonarias, que reclamaba constantemente contención salarial y abaratamiento del despido. 
De esa chistera ya no salen conejos ni palomas, sólo chistes malos.

jueves, 6 de junio de 2013

¿Pero es que nos hemos vuelto todos locos?


La edición digital de El País de hoy se refiere al asunto de los crímenes presuntamente cometidos por el propietario de un gimnasio de artes marciales de Bilbao e ilustra la noticia con varios apartados. Uno de ellos, que titula “Las ‘habilidades’ del falso maestro shaolín”, contiene este párrafo: “Fuentes judiciales avanzaron ayer que el acusado se enfrenta a dos casos claros de asesinatos consumados, con agravantes de alevosía y ensañamiento, que conllevan penas máximas de 25 años de prisión por cada delito. La juez dictó auto de prisión provisional, lo que indica que sufre una enfermedad mental.”
Y yo me pregunto: ¿quién sufre enfermedad mental, el acusado o la juez? ¿O ambos? ¿O la periodista que redacta el suelto, una tal Eva Larrauri? ¿O todo bicho viviente?

viernes, 24 de mayo de 2013

Pesebrocracia






El clientelismo se ha asentado como sistema de gobierno y motor de la sociedad. Todos los partidos lo practican cuando son aupados al poder por las elecciones y lo critican cuando, por voluntad popular, resultan relegados a la oposición. ¿A qué tanto quejarse el PP del cheque-bebé, de las ayudas al alquiler, de los 400 € por-el-morro, del Plan E, si ellos hacen lo mismo allí donde gobiernan? 
El Presidente de la Diputación de Valencia, el populista Alfonso Rus, es un ejemplo señero y el programa de “La Dipu Te Beca”, uno de sus botones (de muestra, no hablo de trajes). Aparte del dispendio, si la rentabilidad social, para las administraciones que participan en la actividad y para los destinatarios, es muy pequeña, todo debe ser (digo yo) cuestión de rentabilidad política. Aunque tampoco eso está muy claro.
En la actual situación de bancarrota, se sostiene –y no se enmienda- ese modus operandi. A lo mejor es por aplicar aquella máxima ignaciana: «En tiempo de desolación, nunca hacer mudanza.»


_____
Nota bene: En el montaje, he subido al personaje a un escabel, como acostumbra a hacer él mismo cuando le sacan una foto (ponerse de puntillas, utilizar un escalón y cosas así).  

lunes, 13 de mayo de 2013

El Presidente en su torre de marfil

El periódico digital 20 minutos se hacía eco la semana pasada del concurso gráfico sobre montajes del despacho de Rajoy convocado por “Archipiélago Machango”, un usuario de Facebook. Venía a cuento de las fotos subidas por el Presidente (no se sabe si personalmente en persona, como diría Catarella, el ayudante de Montalbano en las novelas de Camilleri) a su perfil de esta red social y al de Twitter. 
Había algunas muy buenas, como la que ubicaba a Rajoy en la luna, con Neil Armstrong en el exterior, pisando el suelo lunar, y la Tierra sobre el horizonte. En otra se veía un grupo de zombis de la serie Walking deads acechando en el jardín.
 Esto cada vez se parece más al dicho: “en mi casa, comer no comemos, pero nos reímossss.”

miércoles, 17 de abril de 2013

Manifestaciones nacionalistas


El nacionalismo –si se me permite y si no también- español (que no españolista) busca la notoriedad de las grandes citas para hacerse notar, para dar la nota. Ahí, en las rampas de las etapas de montaña del Tour, están las ikurriñas y las consignas en el asfalto a favor de ETA; en el Camp Nou, cuando juega el Madrid, se exhiben pancartas con el lema “Catalonia is not Spain”, para que se enteren esos chulos. Un profesional de las performances exhibicionistas-reivindicativas, Jimmy Jump, aparece en una selección que hace el diario británico The Sun de las interrupciones en el escenario más chocantes y estúpidas: la de la gala eurovisiva de 2010.
¡Mira que no reconocerlo! ¡Mira que no reconocer tampoco la barretina, símbolo donde los haya de la identidad catalana, y calificarla de “gracioso gorro”! Claro, que se trataba de un tabloide; si hubiera sido el Financial Times, que no son unos ignorantes como esos, seguro que no hubieran tenido semejante fallo.

lunes, 4 de marzo de 2013

Corinna: la reputación del Rey


A veces los monarcas se ven en la tesitura de escoger el camino del corazón o el de la razón (de Estado). Para Enrique de Borbón (¿antepasado de Juan Carlos?), IV de Francia, París bien valía una misa, mientras que Eduardo VIII renunció a ser rey británico para casarse con Wallis Simpson (¿antepasada de Homer?), quien ya acumulaba dos divorcios.
 Si nuestro soberano hubiera de elegir, ¿con quién se quedaría, con la corona o con la Corinna? Apostaría a que ejerce la primera opción, pero, como es un tío tan campechano, cualquiera sabe.

martes, 5 de febrero de 2013

Sobres sorpresa


Mientras los nacionalistas, con el hecho diferencial, se empeñan en dar su propia versión de Georges Orwell (todos somos diferentes pero unos más que otros), en el PP, siempre pegados a la tradición, siguen fieles a la cita clásica de Rebelión en la granja. 
No sé a quién llegarían los sobres pero, de momento, lo que está claro es que las explicaciones dadas no son más que salidas de pata-banco. ¿Alguien estaba pensando en si Hacienda tendría noticias de las bufandas? Pues si su característica principal es que les llegan a los perceptores bajo mano, ¿cómo pretenden probar que no las han recibido mostrando su declaración de la renta? «A mí que me registren», dice el registrador. Ese tipo de manifestaciones demuestran que nos toman por tontos. A nadie se le había pasado por la cabeza que los sobresueldos estuvieran retribuyendo sobresfuerzos. Y con la que le está cayendo.
Lo que esperamos es que ni este ni otros hediondos asuntos parecidos, ilegales, inmorales y desmoralizadores, sean sobreseídos.
---
P.D. Viral recibido al día siguiente en mi correo: «Yo me abrí una cuenta en Gmail, otra en Hotmail, otra en Facebook, otra en Twitter... yo qué sé, señor juez... lo mismo me abrí también otra cuenta en Suiza y ya ni me acuerdo... yo qué sé. »
Todos los casos judiciales en que está implicado un político, acaban en SOBRESEIMIENTO. SOBRE (*), SÉ y MIENTO.

viernes, 11 de enero de 2013

Despega como puedas



Cuatro ojos verán más que dos pero no se vuela mejor con más alas ni hay mayor número de ideas o pensamientos con varias cabezas, si cada una tira para un lado.
En esta crisis no despegamos. Cuando habíamos identificado algunos de los males que nos aquejaban y se podía diagnosticar la causa y el remedio, aparece Alemania, la madre de todos los corderos, con parecida sintomatología. Tomemos el aeropuerto de Castellón como ejemplo e imagen iconográfica del despilfarro nacional. Se había quedado grande antes de inaugurarlo porque ahí –ya se sabía- no iba a aterrizar ni un avión. Ahora nos hemos enterado de que el aeropuerto de Berlín (la ampliación que se va a llamar Willy Brandt) se queda pequeño, que lleva más de dos años de retraso y que se ha duplicado el presupuesto de las obras.
Me han asegurado que en Frankfurt (en el centro neurálgico, geográfico y financiero del país; no en Baviera, en el Sur, siempre el desprestigiado Sur) la gente sale del trabajo más puntual de lo que entra. Incluso con unos minutos de adelanto, deja de atender al público en las oficinas y se lanza presurosa a ocupar las terrazas para tomarse sus birras. Conque allí también cuecen habas.
Dos caras (¡qué digo caras!: ¡cruces!) de la misma moneda de euro.