jueves, 13 de mayo de 2010

Tomando medidas

Nos han tomado la medida. Igual da que se gestione bien que mal, que el gato sea blanco o negro y que cace o no ratones, los españoles votamos con el corazón. Ahora lo haremos (el que lo haga) con la mano en la cartera y el corazón en un puño (y los habrá que también en una rosa, así en conjunto, o sola y con la inicial con mayúscula) y, tal vez, en el ay de si vale más malo conocido o lo otro.
Es indiferente que entre todos hayan creado un monstruo de Administración con más jefes que indios, al final se la cargan los últimos. Se trata del viejo contrasentido: aunque los jefes lo hagan más y peor, los emplumados de verdad son los de la clase de tropa.
Después de la llamada telefónica del tío Sam –o del tío Tom(ador)- llega el paquete con las medidas. Se mete la tijera con saña y se presenta el asunto, para la primera prueba, cogido con alfileres. Si queda holgado, ya vendrá el ajuste posterior o apretar el cinturón mientras le queden agujeros. Estamos jodidos. Bueno, ya lo estábamos antes, pero esto es por si alguien aún no se había enterado.
Medidas para un traje de caoba, o mejor, para los tiempos que corren, de tablas de madera de pino sin barnizar.
___
* “Da igual que el gato sea blanco o negro, lo importante es que cace ratones”. La frase, popularizada por Felipe González, fue pronunciada por Deng Xiaoping ante los viejos camaradas maoístas que lo habían acompañado en la Larga Marcha, después de una visita a Singapur y Corea del Sur y de ver la rapidez con que sus propios vecinos se estaban enriqueciendo.

2 comentarios:

Mariena Por el Cambio dijo...

Como es habitual en la progresía, han lidapidado las arcas públicas y ahora es necesario recortes. Tarde y mal, pero necesarios. Lo que sucede es que al final pagaremos los mismos de siempre.

El primer recorte que se debe de hacer sería el de las comunidades autónomas. Acabar con este reino de taifas que está arruinando al país.

Saludos.

Anónimo dijo...

Le sienta bien la embriaguez, Sr. Veodo; está usted jodido, pero lúcido. Todo un lujo en estos tiempos en que el volcán cuyonombrenosepuedepronunciar, anda expulsando nubes de ceniza, que vienen y van, como nuestros políticos.
La foto...magnífica; su blog...también.

María de las Imprudencias